En el foro de empleo “Impulsando la RSE a través de medidas que fomentan la inserción laboral de personas con discapacidad” organizado por la fundación Síndrome de Down y la cámara de comercio de Madrid, se trató el tema de la diversidad como elemento enriquecedor para las empresas.

El presidente de la Asociación Española de Empleo con Apoyo (AESE), Alfonso Gutierrez, hizo hincapié en que la Ley obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a que tengan en su plantilla al menos un 2% de personas con algún tipo de discapacidad.

El Gobierno intenta ayudar a la contratación de personas con discapacidad poniendo en marcha subvenciones de hasta 3.907€ por cada contrato y bonificaciones de las cuotas empresariales de la Seguridad Social de hasta 6.300€, además de ayudas para la adaptación de puestos y una deducción de la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades de 6000€.

David Lafuente, jefe de responsabilidad social empresarial del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, aseguró que “cuando las plantillas son diversas hay elementos que mejoran como la innovación”, “esto es positivo para los trabajadores ya que se sienten más orgullosos de pertenecer a la empresa, para la compañía, ya que la sociedad confía más en ella y para la propia sociedad, porque todos ganamos”

El presidente de la cámara de Comercio de Madrid, Arturo Fernandez, señaló que  “las personas con capacidades diferentes constituyen una fuerza laboral de incalculable valor, por su capacidad de esfuerzo y superación”, además “las experiencias positivas de incorporación de estas personas al mercado de trabajo deben servir de modelo a otras empresas que quieran cumplir la con la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad, fomentando la RSE en sus organizaciones”.

En la actualidad, 130 empresas de la Comunidad de Madrid dan empleo a cerca de 200 jóvenes con discapacidad intelectual.